ESTABLISHMENT MICHOACÁN; La ira, pecado capital de la Iglesia Católica

Martín García Avilés

El fin de semana pasado la Iglesia Católica salió a las calles a manifestarse y hacer sentir su capacidad de convocatoria en un movimiento auto llamado Frente Nacional por las Familias, para oponerse a las bodas entre personas del mismo sexo.

Pocas veces se ve una posición política de la Iglesia expresada en una marcha, protesta y manifestación, para gritar a boca abierta la irritación que le causa el derecho de las personas a decidir y expresar en público sus preferencias sexuales.

La iglesia está cambiando su rol como institución católica; como una casa de Dios, un espacio para aliviar el alma, como un lugar sagrado donde las personas que creen en sus apostados y acuden a ella para manifestar su fe. La Iglesia católica desde mi óptica esta cometiendo un craso error, porque en el fondo esta en contra de las garantías y prerrogativas constitucionales de las personas, que en uso de sus libertades y derechos humanos deciden hacer vida juntos o juntas.

Sin ninguna duda la familia es la fortaleza de la sociedad, tradicionalmente el matrimonio civil y la boda en cualquier religión estábamos acostumbrados a verlo y reconocerlo entre un hombre y una mujer, era algo asi como un "clásico". Esa unión podríamos decir que es una familia tradicional. Los matrimonios entre personas del mismo sexo son una familia sui géneris, pero familia al fin de cuentas.

En México no son unas cuantas personas las que tienen preferencias sexuales diferentes, son millones; y esos millones son una minoría jurídica que ha adquirido derechos y obligaciones por ley. Oponerse a ellos es promover la discriminación y provocar odio, esa no es la función de la Iglesia Católica.

La Organización que desde la iglesia impulsó la marcha a favor de la familia natural, es una manifestación contra el Estado Mexicano, contra los desechos progresistas de la sociedad en general. Los derechos como prerrogativas de toda persona son evolutivos y no regresivos, son adquiridos por logros jurídicos y también sociales. Quitarles derechos para complacer a una religión es renunciar al Estado Laico, para hacerlo un Gobierno tirano que por decreto impone cierto tipo de religión o fe.

La iglesia no puede gritar el retiro de derechos o exigir una concepción única de familia. Puede promover e impulsar "recio o quedito" la preferencia de un matrimonio entre un hombre y una mujer, pero no debe solicitar al Estado Mexicano que derogue conquistas jurídicas.

La iglesia católica esta en crisis de fe, cada año pierde creyentes, y otras religiones ganan sus feligreses. Los casos de pederastas de sacerdotes, conflictos internos del Vaticano y las acciones intolerantes dejan mal parada a la Iglesia como institución de fe.

En otros temas reconociendo su poder e influencia, la Iglesia Católica a jugado un papel muy importante como en: la caída de muro de Berlin, la pacificación entre países en tiempos de guerra, la concertación entre Cuba y Estados Unidos, ha influido en la caída de dictaduras, deshace bloqueos económicos y muchas otras acciones de relevancia internacional que le dan autoridad moral, pero no en este tema porque pierde mas de lo que gana.

CONSPIRACIÓN DE VALLADOLID

La iglesia católica no puede ser candil de la calle, obscuridad de su casa. Lo que es cierto es que desde el Yunque del PAN se está conspirando contra los derechos de la diversidad sexual, y camino al 2018 se ve ya una alianza entre Acción Nacional y la Iglesia Católica, eso lo veremos en las próximas elecciones del 2017. Al tiempo...