Restauranteros consideran mantener seguridad privada ante delincuencia.

La ola de inseguridad que ha azotado durante los últimos días a la capital michoacana mantiene preocupados a los empresarios del sector restaurantero, quienes incluso han considerado renovar convenios con algunas empresas de seguridad privada para volver a brindar su servicio dentro de unidades económicas de alimentos.

Lo anterior fue dado a conocer por  el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Michoacán, Arturo Sandoval Canals, quien en entrevista comentó que ante los sucesos violentos que se han registrado en zonas de Morelia como son las Chapultepec Norte y Sur, algunos empresarios han manifestado su incertidumbre la situación de seguridad que se vive en la ciudad.

Uno de estos sucesos fue el saqueo registrado durante la madrugada del viernes 16 de septiembre a la tienda de vinos gourmet Rojo Shiraz Cava, misma que proveía a varios restaurantes afiliados a la Canirac, porque integrantes de la cámara se vieron obligados a lanzar una circular para evitar y denunciar a quienes intenten ofrecer vinos a algunos empresarios.

“En este negocio se registró un asalto muy fuerte, les robaron de todo y como este le surtía vinos y licores a varios de nuestros afiliados, tuvimos que hacer de forma interna una circular porque ya los estaban ofreciendo en algunos restaurantes a bajo costo y ya hay una denuncia por este hecho”.

Asimismo, refirió que esta circunstancia de inseguridad con balaceras en la madrugada, rumores de un supuesto toque de queda y la falta de patrullaje en algunas zonas ha hecho que más de un restaurantero considere volver a solicitar seguridad privada en su establecimiento.

“El convenio que firmamos en el 2015 con dos empresas privadas que brindan seguridad, muchos empresarios han estado pidiendo la información para ponerse en contacto con estas empresas y renovar contrato”.

Con ello, aseguró que hay una alta percepción de inseguridad tanto para la ciudadanía como los empresarios, quienes recurren a este servicio para brindarles certeza a sus comensales para que se sientan seguros durante su estancia en el establecimiento.

Sobre los asaltos y hechos delictivos suscitados en restaurantes, Sandoval Canals comentó que si bien el año pasado fue cuando tuvieron dos grandes atracos, durante mayo de este año tuvieron un repunte de hechos delictivos.

“Durante el año pasado tuvimos dos episodios muy fuertes en asaltos a unidades económicas de alimentos y durante mayo ocurrieron algunos hechos aislados, donde además de asaltos a comensales llegaron reportes de robos a los autos de los clientes”.

Un replanteamiento y mayor coordinación en la estrategia de seguridad y vigilancia en Morelia, es lo que el empresario asegura deben realizar las autoridades para controlar la seguridad en la ciudad.

“He visto desplegados patrullajes en algunas zonas de la ciudad, pero no en todas, debe establecerse una estrategia que no sea solo los patrullajes a luz del día y en la noche en toda la ciudad y que se coordinen los mandos policiales hacerlo posible”, finalizó.

Con información de Quadratín