ESTABLISHMENT MICHOACÁN: CALMA FRÁGIL

Por: Martín García Avilés.

La semana pasada Michoacán vivió unos días muy parecidos a los momentos de mayor violencia cuando los Caballeros Templarios hacían sentir su fuerza contra el Gobierno Federal y Estatal.

Por un lado los normalistas y la CNTE toman carreteras, queman autobuses y vehículos particulares, y por otro se presentan como los redentores de la justicia de la educación del pueblo, al que le hacen tanto daño, así como a la imagen de su propio sector. Piden apoyo y respaldo, y son verdugos de la sociedad.

Los pseudoestudiantes normalistas  y maestros de la violencia e inestabilidad, actúan como delincuentes, se mueven como delincuentes, se organizan como crimínales y no quieren ser acusados por las conductas que despliegan. ¿Donde están sus padres? porque no salen a buscarlos,  ¿porque se esperan hasta que sus hijos están enfrentando la ley y sus consecuencias?. Las escuelas formadoras de maestros han olvidado su fin, de vivir José Vasconcelos estaría avergonzado de ver la imagen de las Normales.

Michoacán padece una "calma frágil" no solo por las resistencias del crimen organizado y sus reacomodos en algunas regiones, ante los embates del Gobierno; sino también por los falsos movimiento ocultos en banderas injustificables como las de los normalistas y la CNTE, que alientan con sus acciones la inestabilidad social como instrumento de presión política.

Los movimiento apócrifos no piensan en propuestas de solución, en mesas de acuerdos bilaterales, sino en acuerdos ensayados por las mentes intelectuales que exigen resolver los conflictos bajo las condiciones y exigencias de sus propios incitadores. Michoacàn no merece saqueadores de la Paz.

La imagen de Michoacán frente al resto de los Estados está en recuperación, la inseguridad general en el País no ha mejorado; pero en Michoacán se ha estado avanzado paulatinamente; sin embargo, las reiteradas acciones de los normalistas y los brotes de violencia en algunas zonas del Estado, hace percibir que la inseguridad está de regreso.

El Gobernador Silvano Aureoles en su mensaje a los Michoacanos a propósito de su primer informe expresó... "el Estado vive un clima de calma frágil. Y que la estabilidad y paz social exige la aplicación de todas las capacidades". Así de claro y franco fue en su mensaje sobre los índices de seguridad y estabilidad política en nuestra entidad. Reconoció la realidad de Michoacán, sin cifras alegres, sino testificado lo que sabe y le costa.

El papel de la sociedad en materia de seguridad es fundamental para regresar al orden y estado de derecho; la sociedad organizada debe ser un aliado estratégico del Gobierno del Estado, la desconfianza gestada por la administración anterior debe quedar atrás. El Gobierno anterior se coludió con los Templarios hasta el tuétano, los señalamientos no merecen mayor explicación, los hechos están ahí, tres años y ocho meses de narco gobierno.

Los padres deben educar a sus hijos, así sea con un jalón de orejas o hasta con el cinturón. La sociedad debe hacer su parte y denunciar las conductas antisociales. Los sectores sociales deben contribuir sin acciones radicales que generen inestabilidad e incertidumbre a los Michoacanos, eso no significa renunciar a sus derechos de expresión y manifestación. La forma importa mucho, como la tranquilidad de los Michoacanos.

CONSPIRACIÓN DE VALLADOLID

Cada Gobernador al concluir su administración es recordado por algo. Esa característica la distingue de otra administración o la marca como estigma. Silvano Aureoles es un hombre obcecado por el trabajo y sus resultados, la estabilidad del Estado puede ser su distinción, el tiempo lo dirá.