ESTABLISHMENT MICHOACÁN: PAGAR POR IR A COMPRAR..!

Martín García Avilés.

El Anatocismo se entiende en el campo del derecho mercantil como el cobro de interés sobre los intereses moratorios, derivados del no pago de un préstamo económico. La capitalización de intereses es una práctica frecuente en actos de contratos civiles, mercantiles y bancarios, el clausulado o acuerdo le da legalidad o viceversa.

Recientemente el Congreso del Estado legisló la prohibición de cobrar en los centros comerciales por el uso del estacionamiento al interior de dichas tiendas de conveniencia. La medida legislativa fue bien recibida por la ciudadanía usuaria del servicio, más no por los empresarios, accionistas o administradores de esos establecimientos.

Desde una óptica la prohibición del cobro es un derecho del usuario, pues el hecho de acudir a realizar una compra o realizar una acción mercantil por el servicio ofrecido, no obliga al usuario a pagar adicionalmente por el uso del estacionamiento del lugar donde realizó una compra, servicio o presencia como espectador de una promoción u oferta. La acción equivale a hacer un cobro sobre cobro.

Pagar por estacionarse en un lugar donde vas a comprar es una práctica del comercio neoliberal más rapas. Su imposición es una condición por acudir a locales exclusivos donde las marcas, ambiente y montaje de escenarios son moda, además de estrategias de venta. Ahí en los centros comerciales se tiene la filosofía "ganar-ganar", acudir a esos establecimientos aún sin comprar un producto, para ellos es ganancia.

Por otro lado, los propietarios de los centros comerciales no obligan a ningún ciudadano demandante del servicio a ir por la fuerza y realizar alguna compra o pago de algún servicio. Pueden o no ir, acudir es opcional no una obligación, pero quienes eligen libremente ir a algún centro comercial, aceptan implícitamente sus reglas o condiciones mercantiles.

La controversia jurídica empuja a la justicia, los Amparos están a la vista; y en tanto no llegue el precedente jurídico en Michoacán los usuarios tendremos que esperar a quien le asista la razón, a los ciudadanos o a los empresarios.

En el funcionamiento y éxito de los centros comerciales hay complicidades concertadas y valores entendidos; por un lado las licencias autorizadas por los Ayuntamiento legalizan la forma y modo del servicio de dichas tiendas de conveniencia; por otro lado su construcción, establecimiento y operación le genera al Municipio y Estado, empleos y dinamizan la economía. Por último, las "tiendas ancla" juegan su papel, atraen a los ciudadanos a realizar algún pago o servicio público (Telcel, bancos y otras).

CONSPIRACIÓN DE VALLADOLID

La curva de aprendizaje para gobernar Michoacán, fue larga para unos servidores públicos y corta para otros. Para algunos aún no termina, los pocos solo tardaron en adaptarse y han dado resultados. Semana de definiciones.