4359236389_7da6b11ac5_o

Así será la peatonalización del centro de Morelia

Dio arranque la intervención que se realizará en el primer cuadro del centro histórico de la capital michoacana, lo que implicará una inversión de 25 millones de pesos, de tal manera que la administración municipal actual, encabezada por Alfonso Martínez Alcázar, tiene como objetivo con dicho proyecto que el transeúnte tenga prioridad para el disfrute del Patrimonio Histórico de Morelia convirtiendo algunas calles en peatonales.

El proyecto englobará en su primer etapa siete calles que serán intervenidas para ser parcial o totalmente peatonales, como el caso de Nigromante e Ignacio Zaragoza que lo serán de forma parcial, ya que se realizó un estudio por parte de la Alcaldía de Morelia para comprobar el impacto que tendrían las modificaciones viales.

Tras una gestión realizada a través de la Secretaría de Innovación Municipal en 2016 se consiguió un monto cercano a los 15 millones de pesos por parte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) para que coadyuvará al proyecto, además de otros 10 millones netamente del municipio para la ejecución de la obra; durante ese tiempo, la dependencia a cargo de Antonio Plaza Urbina no consiguió que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) cediera otro recurso económico, pues la dependencia federal alegó que el proyecto contaba con inconsistencias para su aprobación.

Ante este revés el Instituto Nacional de Arqueología e Historia se sumaría a las observaciones al proyecto de peatonalización, pues el argumento de la delegación estatal del INAH era que los planos y gestión de la obra tenían ciertas irregularidades; luego que los funcionarios municipales dialogarán con la instancia federal del INAH en la Ciudad de México, ésta última decidió que el proyecto contará con el visto bueno y que el INAH en Michoacán supervisará su ejecución, acorde a los estándares que dicta para la conservación de los monumentos históricos.

Originalmente había trascendido a mediados de 2016 el proyecto que sería un esfuerzo entre el nivel estatal, federal y municipal para que la avenida Madero fuera peatonalizada y se hiciera un túnel que permitierá el desahogo vehicular, pero el proyecto fue echado abajo por el INAH. Así el Gobierno Municipal de Morelia decidió que emprendería un proyecto aparte que peatonalizaría ciertas partes del Centro Histórico sin que se afectará el flujo vial de la zona.

La peatonalización del Centro Histórico bajo el proyecto del Ayuntamiento de Morelia, en su primera etapa será el cierre y peatonalización de cuatro calles: Nigromante, Ignacio Zaragoza, Benito Juárez y Miguel Bernal Jiménez para el disfrute de la población y visitantes; mientras también se realizará un corredor peatonal, que comprende la ampliación de banquetas y reducción de carriles viales en las calles de Valentín Gómez Farias, Santiago Tapia, y Eduardo Ruiz, calles aledañas a la Vieja Central de Camiones.

Según Alfonso Martínez Alcázar, la intención de que se intervengan estas calles ayudará a la reactivación del barrio aledaño a la Antigua Central de Camiones, que desde su reubicación al norponiente de la ciudad, esa zona ha sido descuidada y abandonada. Además que en este mismo año las viejas instalaciones de la central servirán como parte de la Comisaría de Morelia, así como también del Complejo Administrativo Municipal (CAM), que albergará la mayor parte de las dependencias del Cabildo de la capital michoacana.

El jefe de la comuna moreliana agregó que los trabajos en dichas calles durarán a lo mucho 90 días hábiles, aunque para la temporada vacacional de Semana Santa, habrá una pausa en las obras, para evitar entorpecer las actividades culturales, artísticas y turísticas en Morelia; las calles que conformarán el corredor de la Vieja Central de Camiones comenzarán sus obras al término de la temporada vacacional.

Según documentos de la Secretaría de Innovación Municipal de Morelia conferidos a primeraplananoticias.mx, el proyecto que cubre las siete calles de la capital michoacana cumplirá con especificaciones acorde a la imagen y diseño patrimonial del Centro Histórico, de acuerdo a los lineamientos que marca el INAH.

Ciertas calles, como en el caso de la rúa de Benito Juárez, que está a un lado del Palacio de Gobierno, contará con bolardos hidráulicos que permitirán la circulación a ciertos vehículos oficiales y autorizados, mientras que dicha calle estará adornada con árboles de la especie Liquidámbar, un árbol parecido al Arce, que también servirá para el adorno de las demás calles y proporcione una sombra al visitante.

Otras calles que serán peatonalizadas de manera permanente tendrán bolardos fijos así como la instalación de bancas de madera estilo teca con remates estilizados que se fundan con el entorno colonial; se contará con infraestructura de alumbrado, contenedores para la basura y los árboles tendrán un alcorque decorativo (rejilla) en el suelo, que permita su hidratación.

Aquellas calles, como la Valentín Gómez Farías, contará con una bahía de carga y descarga, para que los comerciantes del Mercado de Dulces mantengan sus actividades comerciales y de traslado de mercancías; banquetas y parte de la calle peatonalizada será cubierta con lozas de piedra, para dar un aspecto rústico y colonial a los lugares intervenidos.

Para las etapas posteriores a finales de 2017, Antonio Plaza Urbina declaró que existen otros 10 puntos clave en el corazón de Morelia que podrán ser peatonalizados de la misma forma, pero necesitarán otros 25 millones de pesos, gestión que harán durante el tercer trimestre de 2017 con el Fonca y un nuevo intento de negociación con la Sedatu, pues la administración seguirá empeñada en que el transeúnte disfrute la belleza de cantera del centro de Morelia.

 

Con información de Primera Plana