4359236389_7da6b11ac5_o

Cómo deducir la colegiatura de tus hijos

El regreso a clases implica desembolsos; sin embargo, la deducción de las colegiaturas puede convertirse en un aliado para aligerar la carga financiera.

Si tienes hijos que vayan a preescolar, primaria, secundaria o nivel bachillerato puedes deducir su colegiatura.

De acuerdo con Forbes, este beneficio está disponible solamente para las personas físicas, que pueden realizar la deducción de tus gastos en colegiaturas dentro de la declaración del ISR.

Un punto a destacar es que las deducciones por colegiaturas no están sujetas al límite de las deducciones personales para el ISR 2015.

El estímulo fiscal es para personas físicas que residen en el país y obtengan ingresos de acuerdo con lo establecido en la Ley del ISR, y que paguen colegiaturas en instituciones educativas privadas, radicadas en México, de acuerdo con el Diario Oficial de la Federación.

¿Qué pasos debo seguir para deducir?

Una breve guía para hacer efectivo este beneficio fiscal.

Las deducciones podrán ser tomadas por cualquier persona física que cubra gastos de colegiatura, sean los de un hijo, la tutoría de un tercero o los propios si te encuentras estudiando.

La persona que quiera el beneficio deberá corroborar que la institución educativa esté reconocida o tenga validez oficial, ya que, si no la tiene, no podrás hacer la deducción.

Para hacer efectiva la deducción es necesario presentar las facturas mensuales de cada pago de colegiatura y registrarlas al realizar tu declaración anual.

Requisitos

Para que proceda la deducción, los pagos deberán realizarse por medios electrónicos, como cargo automático a tu tarjeta de crédito, transferencia bancaria, cheque nominativo o factura electrónica.

Los pagos superiores a 2,000 pesos, sea de colegiaturas de preescolar a bachillerato, deben hacerse con tarjetas, transferencia bancaria o cheque. En caso contrario, no se podrá deducir el año entrante.

El SAT solicita siempre la entrega de comprobantes fiscales, por lo que las facturas pueden ser electrónicas o en papel. Éstas deberán ser guardadas para utilizarlas al hacer tu declaración.

Las instituciones de enseñanza privada deben expedir facturas electrónicas (CFDI), por lo que deben acudir a un proveedor autorizado de certificación, quien se encargará de validar las facturas y asignar el folio y sello electrónico del SAT.

El padre de familia o tutor del alumno no podrá acceder al beneficio fiscal en caso de que no destine el pago directamente a cubrir el costo de la educación del menor de edad.

Esta ayuda no aplica si los beneficiados reciben becas o cualquier otro apoyo económico público o privado para pagar los servicios de enseñanza, hasta por el monto que cubran dichas becas o apoyos.

Para evitar duplicidades, solamente uno de los dos podrá deducir las colegiaturas. Además, el límite anual de deducción será el que corresponda al monto mayor de los dos.

Las facturas de las colegiaturas que expidan las escuelas privadas deben tener los siguientes datos: nombre del alumno y, en su caso, CURP; indicar nivel educativo del alumno; especificar valor unitario por colegiatura (en caso de que se paguen varias); RFC de la persona que paga y el total de la factura que corresponda al pago de la colegiatura.

¿Cuánto es el máximo que puedo deducir?

El máximo puede ser de 14,200 pesos si el alumno va en el nivel preescolar, mientras que si se encuentra en nivel medio superior la deducción puede llegar a ser de 24,500 pesos, según el SAT.

Preescolar: 14,200 pesos.

Primaria: 12,900.00 pesos.

Secundaria: 19,900 pesos.

Profesional técnico 17,100 pesos.

Bachillerato o su equivalente: 24,500 pesos.

 

Con información de La Silla Rota