4359236389_7da6b11ac5_o

Tu cartera vale 25% menos que a principio de año

El costo de canasta alimentaria básica, la cual contempla productos considerados indispensables para la despensa de un hogar, se encareció 1.6% durante septiembre, con lo que en los primeros nueve meses del año ha acumulado una alza de 23.9 por ciento.

De acuerdo con un levantamiento de precios realizado por Excélsior, para adquirir esta canasta básica se necesitaban 1,254.00 pesos el 31 de diciembre pasado, cantidad que se elevó a 1,553.50 pesos nueve meses después.

A lo largo del año, el mayor aumento se registró en marzo con 4.1%, tasa que se redujo paulatinamente hasta llegar a 1.3% en julio, para posteriormente mantenerse en 1.6 durante agosto y septiembre.

El levantamiento de precios indica que los productos que registraron mayor incremento de enero al noveno mes del año fue el azúcar, cuyo kilo pasó de 18.00 pesos el 31 de diciembre de 2016 a 28.00 pesos el 30 de septiembre de 2017, lo que representó un aumento de 55.6 por ciento; le sigue el kilo de chile que transitó de 20.00 a 30.00 pesos en el mismo periodo, lo que significó un alza de 50 por ciento.

Al listado de mayores aumentos se suma el chorizo y la longaniza, que el último día de diciembre se comercializó en 75.00 pesos el kilo, en tanto que el sábado pasado se ubicó en 110.00 pesos, lo que representó un avance de 46.7 por ciento.

Mientras tanto, el jamón pasó de 100.00 a 140.00 pesos en los primeros nueve meses del año, lo que significó un aumento de 40 por ciento.

De acuerdo con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, la tendencia al crecimiento de los precios de los productos que conforman la canasta alimentaria comenzó a revertirse desde el mes pasado.

"Ya hay una reconducción de precios en algunos productos y eventualmente los que han tenido un impacto importante en su costo por motivos de estacionalidad van a comenzar a disminuir”.

Por su parte, Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, señaló que durante los siguientes meses se detendrán los ajustes de precios a la alza, de alimentos procesados, por ejemplo, debido a que el tipo de cambio se ha estabilizado.

El dirigente dijo que en los primeros nueve meses del año fue “inevitable” que el incremento de los precios al productor se reflejara en los precios al consumidor debido a que carecían de margen de maniobra para absorberlo, pero aclaró que el alza no fue generalizada.

"Para los siguientes meses, la perspectiva es positiva, debido a que no habrá más aumentos de precios pues el tipo de cambio nos está ayudando”.

Estos productos son considerados en la dieta mínima de los mexicanos por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

 

Con información de Excélsior