El tipo de inversión que le conviene a tu personalidad.

El perfil de inversionista se define de acuerdo a su personalidad, edad, conocimiento sobre el tema, necesidades y objetivos; todo ello permite conocer el nivel de riesgo a correr, y en qué tipo de instrumento o fondo de inversión conviene poner los ahorros.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explica que existen tres perfiles:

Agresivo. Te interesa obtener mayores rendimientos y estás dispuesto a tomar el riesgo que sea necesario. Tu horizonte de inversión es largo, es decir que estás dispuesto a mantener tu dinero invertido el mayor tiempo posible para conseguir tu meta.

Puedes tener mayor exposición en Renta Variable, invertir en acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, y tener ganancias de capital que consisten en la diferencia entre el precio de venta y el de compra.

Moderado. Tu horizonte de inversión es medio; es decir, te interesa la seguridad en tu inversión y buscas buenos rendimientos, pero sin arriesgarte demasiado. Es recomendable invertir en Deuda y tener una mayor exposición en Renta Variable.

Conservador. Procuras que tu dinero corra el menor riesgo posible y te inclinas por inversiones estables con menores rendimientos. Prefieres tener mayor disponibilidad de tu dinero y tu horizonte de inversión es corto.

Es recomendable invertir en Deuda, como bonos del gobierno, Cetes y muy poca exposición en Renta Variable.

Para tener un poco más de claridad sobre qué tipo de inversionista eres, es necesario que te preguntes:

  • ¿Para qué quieres invertir?
  • ¿En cuánto tiempo quieres recuperar la cantidad que invertirás?
  • ¿Qué edad tienes?
  • ¿Qué tanto dinero estás dispuesto a arriesgar?
  • ¿Qué tanto conoces o cuál es tu experiencia invirtiendo?

Si apenas vas a empezar a invertir, lo ideal es que comiences con instrumentos de bajo riesgo, y poco a poco experimentes con instrumentos más sofisticados, que te den mayores rendimientos, sugiere la Condusef.

Además, es recomendable que cuentes con un asesor financiero que te ayude a descubrir tu perfil de inversionista, y defina un portafolio de inversión adecuado a tus metas y necesidades.

Fuente: Excélsior.