4359236389_7da6b11ac5_o

Encuentro: Bitcoin y el fantasma de la burbuja de internet.

El Bitcoin alcanzó su cotización máxima de poco más de $7800 dólares por unidad, la criptomoneda se ha convertido en una opción de inversión más atractiva que el oro, sin embargo el riesgo es altísimo al tener altibajos en su valor, que varían dramáticamente de un día a otro. Un ejemplo claro fue a principios del mes de noviembre, cuando el día 1 cotiza en $6000 dólares y al día siguiente ya costaba $1000 dólares más, sin embargo su caída de hasta un 30% vino con la consecución de los días, algo que caracteriza a esta criptomoneda que literalmente no es regulada por ninguna institución bancaria, un banco central o algún gobierno.

 

El Bitcoin es una criptodivisa o dinero virtual„ que al mismo tiempo es protocolo y un software, ligados para realizar transacciones punto a punto y pagos en cualquier parte del planeta, con un costo mínimo o en algunas ocasiones inexistente. Esta divisa virtual se ha convertido al paso de los años en una opción de inversión por su apreciación tan acelerada en los mercados internacionales, para tener una magnitud de el valor de mercado, para diciembre de 2013 un bitcoin costaba $1200 dólares, hoy a 4 años de distancia su costo es 6 veces mayor y su tendencia es aumentar en los próximos meses. Esta fiebre del bitcoin me recuerda mucho a la burbuja de internet, en la que los inversionistas confiaron su dinero de manera excesiva en negocios de los que no se tenía certeza de su éxito en el futuro, muchos perdieron su dinero, otros se sobre endeudaron, y los que resistieron el estallido de la burbuja lograron multiplicar sus ganancias, los que invirtieron en Google, Yahoo y muchos otros portales que hoy son sumamente rentables descubrieron una mina de oro.

 

Saber si el bitcoin es de nuevo una burbuja que pueda estar a punto de reventar es difícil de predecir, sin embargo, una realidad es que el uso de la criptomoneda se está esparciendo en todas partes del mundo a través de diferentes portales de venta por internet, aunque sea una divisa virtual que nadie regula, está en constante uso, tal vez su valor sea inestable y caiga o aumente de manera dramática, pero mientras sigan existiendo personas que confíen su dinero y  sus transacciones en la misma, será muy difícil que desaparezca, incluso me atrevería a decir que es el futuro o un parteaguas para el uso de divisas digitales, la desaparición del papel moneda que en algunas de las economías más desarrolladas se comienzan a plantear.

Invertir en bitcoin es posible, en México se puede hacer a través de un portal llamado bitso, en cual se puede comprar fracciones de la criptomoneda a partir de $100 pesos, a través de transferencia electrónica o incluso con pago en una tienda de conveniencia. Invertir o no, es cuestión de riesgo, aún es muy pronto para saber si el bitcoin trae de la mano aquel fantasma de internet de principios de milenio.

 

Facebook: Bryan Ramírez

Twitter: @bramirezh

Instagram: bramirezh_