se congela el desierto del Sahara

El norte del desierto del Sahara, en África, se tiñó de blanco por tercera vez en 39 años. En la mañana del domingo, una tormenta de nieve dejó una capa blanca de casi 38 centímetros en las dunas cerca de la ciudad de Aïn Séfra, en Argelia, mucho más gruesa que la que se dio el 20 de diciembre de 2016.

El fotógrafo Karin Bouchetata capturó el momento, al igual que hace un año. “Estuvimos realmente sorprendidos cuando nos despertamos para ver nieve otra vez”, dijo.

Aïn Séfra, conocida como “la entrada del desierto”, se encuentra a casi 1000 metros de altura sobre el nivel del mar y está rodeado por las montañas del Atlas. A pesar de su altitud, es extremadamente raro ver nieve en la ciudad. En enero, la temperatura suele oscilar entre 6°C y 12°C.

Según el Servicio Meteorológico de Gran Bretaña, el Met Office, este acontecimiento se originó, por un lado, como consecuencia de la ola de frío que azotó a Estados Unidos y Europa.

Fuente: De la Nación.