4359236389_7da6b11ac5_o

Científicas mexicanas desarrollan molécula contra cáncer de mama.

Los científicas mexicanas desarrollaron una molécula con propiedades antitumorales, la cual podría aumentar la eficacia del tratamiento de inmunoterapia en pacientes con cáncer de mama, una enfermedad que cada año causa la muerte de seis mil mujeres en México.

Las especialistas del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBO) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) determinaron que un tipo de molécula formada por la unión de un número reducido de aminoácidos, el péptido GK-1, puede controlar el desarrollo de adenocarcinomas; es decir, tumores malignos que se desarrollan en las células de la mucosa glandular.

La investigación más reciente muestra una eficacia antitumoral del péptido GK-1 para cáncer de mama, ya que durante la experimentación, se inyectó el péptido a ratones una vez cada siete días durante tres semanas.

El experimento, reportado en la revista Vaccine, aumentó la esperanza de vida de los roedores con ese padecimiento de manera significativa, pues el tratamiento con GK-1 no sólo redujo el tamaño del tumor, sino también el número de macrometástasis en pulmones, así como el número de ratones que tuvieron metástasis.

De este modo, las investigadoras mexicanas Edda Lydia Sciutto Conde y Gladis del Carmen Fragoso detallaron que la molécula GK-1 muestra una eficacia antitumoral para cáncer de mama, por lo que el objetivo de la investigación es aumentar el éxito de la inmunoterapia, un tipo de tratamiento biológico que estimula las defensas del sistema inmune para combatir el cáncer.

Sciutto Conde comentó a la Agencia Informativa Conacyt que el costo de esta innovación en la práctica clínica podría ser económico y accesible en comparación con las inmunoterapias basadas en anticuerpos monoclonales.

Por último, las científicas añadieron que el uso del péptido GK-1 ya cuenta con número de patente internacional y se encuentra en trámite de patente por sus propiedades antitumorales en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Fuente: Excélsior.